Belgrano 357, Morón - 4629-1357 / 4489-2667

Partiendo del llamado del Papa Francisco a conformar una Iglesia en salida, es decir una Iglesia con las puertas abiertas "...para mirar los ojos y escuchar" (EG 46)1, como comunidad educativa y evangelizadora, asumimos el compromiso de acompañar a nuestros alumnos/as en el transcurso de su itinerario académico.

Propiciamos un espacio de encuentro personal y de diálogo fraterno con alumnos/as que cursan los primeros años de cada carrera, y con todos aquellos/as que provenientes de otros institutos ingresan por primera vez a nuestra casa. En estos acercamientos escuchamos sus inquietudes, sus aspiraciones y anhelos personales y académicos. De este modo creamos puentes que permanecerán siempre en disponibilidad. Personal directivo y personal docente se involucran en esta tarea de manera conjunta o individual, acorde a cada situación de cada alumno/a en particular.

En este mismo espacio, la coordinación pastoral acompañará a quienes manifiesten el deseo de recibir ya sea el sacramento del bautismo, y/o el sacramento de la eucaristía, y/o el sacramento de la confirmación.

Así mismo, mantenemos particular cuidado en el respeto de los alumnos/as que profesen otras confesiones religiosas o ninguna.

Cobijados en la ternura de Nuestra Señora del Buen Viaje, cada año lectivo emprendemos nuestras tareas y esfuerzos en fidelidad a los principios y valores que Jesús nos ha enseñado.

1Cf. FRANCISCO, Exhortación Apostólica Evangelii Gaudium, Buenos Aires, CEA, 2013

Celebraciones durante el año lectivo y jornadas de extensión pastoral

Apertura del ciclo lectivo: es la ocasión en que nos unimos para ofrecer a Dios el comienzo de cada año lectivo. En ella le agradecemos el otorgarnos la posibilidad de desarrollar nuestras capacidades y esfuerzos, y depositamos nuestra confianza en la fuerza que su espíritu nos infunde. Con el corazón abierto escuchamos la lectura de la palabra de Dios y la reflexión que de ella se desprende a cargo de nuestro párroco, presbítero Jorge Oesterheld.
Luego de meditar el mensaje, en comunidad formulamos nuestras peticiones a Jesús, para luego emprender los estudios con renovado entusiasmo bajo la advocación de Nuestra Señora del Buen Viaje.

Acto de colación de grado: es el espacio donde damos gracias en razón del logro alcanzado por los alumnos/as que egresan de nuestro instituto. Celebramos este acontecimiento escuchando la palabra de Dios y la homilía a cargo del padre Oesterheld, para luego presentar nuestras intenciones.
Finalmente, serán bendecidos los diplomas y medallas para luego ser entregados a los flamantes docentes.

Misa de fin de curso: concluyendo el año lectivo, nos congregamos para celebrar y participar de la santa misa en acción de gracias por los momentos compartidos y por los frutos obtenidos. Junto al plantel docente, no docente, alumnos y familiares, gozosamente acompañamos a aquellos alumnos/as que recibirán sacramentos.


Celebraciones durante el año lectivo y jornadas de extensión pastoral

1º jornada: charla a cargo del padre Jorge Oesterheld en torno al acontecimiento pascual en motivo de la semana santa.

2º jornada: charla a cargo un/a especialista en temas referidos a cuestiones y/o problemáticas de interés del alumnado en perspectiva cristiana.


Veo con claridad que lo que la Iglesia necesita con mayor urgencia hoy es una capacidad de curar heridas y dar calor a los corazones de los fieles, cercanía y proximidad. Veo la Iglesia como un hospital de campaña.

Papa Francisco1

Las palabras del papa Francisco en la entrevista otorgada al padre Spadaro, motivan y refuerzan la tarea socio-comunitaria llevada adelante por alumnos/as y profesores/as del nivel superior. En este espíritu participamos de la originalidad cristiana que es la opción por los pobres y desvalidos, descubriendo la presencia de Dios en los más necesitados y enfermos. Una responsabilidad que lejos de permanecer aprisionada en el enunciado, se actualiza en verdaderas transformaciones reparadoras. De esta manera asumimos el compromiso que implica convertirnos al otro, al amor, a Dios mismo.

Y justamente de eso se trata cuando emprendemos algunos trabajos socio-comunitarios.

En grupos distintos, dos veces el año visitamos el hogar de ancianos santa Emiliana, vecino de Morón. Con anticipación y dedicación nuestros alumnos/as idean actividades de recreación para los abuelos/as del hogar. Nunca falta el detalle de convidarles ricas tortas o masitas preparadas con amor, ni tampoco souvenires y esmeradas tarjetitas hechas a mano. ¡Cómo describir el deleite de los abuelos/as al ver a nuestras alumnas bailar folclore, la jota o árabe! Tampoco falta la lectura del Evangelio, su reflexión dialogada y la oración comunitaria. Esas sonrisas agradecidas aunque otras veces lágrimas, conforman el eco de pequeños procesos sanadores.

Atendiendo las necesidades del comedor Sagrado Corazón de Jesús de Morón sur, realizamos campañas de recolección de alimentos unas veces, otras de productos de limpieza y elementos de higiene personal que tanta falta hacen.

Para el Hogar de Niños Betel situado en la localidad de Castelar, algunas alumnas prepararon manualidades con motivos infantiles con el fin de decorar y alegrar las instalaciones. Otro grupo compartió allí una tarde narrando cuentos, regados de mimos y abrazos.

Tanto en el hogar de abuelos, como en el comedor o en el hogar de niños, encontramos la bella oportunidad de transformar las heridas del desamparo en ocasión de ternura y amor. He aquí nuestro pequeño hospital de campaña.

1P. ANTONIO SPADARO, Papa Francisco. “Busquemos ser una Iglesia que encuentra caminos nuevos”, Bilbao, Mensajero, 2013, 26.